Participación de Isabel Edreira en la mesa redonda “O ingreso non voluntario do paciente psiquiátrico”

El pasado jueves día 15 de octubre, dentro de la entrega del II Premio Muruzábal, se realizó una mesa redonda en la que participaron profesionales del ámbito sanitario y jurídico y además nuestra compañera Isabel, que mostró, a través de la lectura de un relato autobiográfico, las emociones que se agolpan en estas situaciones de ingreso no voluntario, desde la visión de la persona que lo vive, pero también de la familia. Tras la lectura del relato, presentó a modo de conclusión los siguientes puntos:

  • Los ingresos involuntarios son, en ocasiones, necesarios para garantizar nuestro bienestar.
  • Si bien para los profesionales sanitarios puede ser un ingreso más, deben entender que para nosotros puede convertirse en una situación traumática que marque un antes y un después en nuestras vidas.
  • Es fundamental el respeto, paciencia y formación de los sanitarios, personal jurídico, grupos y cuerpos de seguridad que deben tener claros los criterios de actuación.
  • La falta de información, a nosotros y a nuestras familias, ayuda a incrementar el sentimiento de incertidumbre, desconcierto y preocupación sin necesidad alguna.
  • Por último, consideramos que la actitud y habilidades sociales de los profesionales implicados en un ingreso involuntario sientan las bases para el éxito del posterior tratamiento.

Aquí os dejamos su relato:

“¿Por qué las salas de urgencia siempre son tan herméticas y poco acogedoras?” pensaba ella mientras esperaban a que supuestamente atendiesen a su abuela….y de pronto oye su nombre de boca de una de las enfermeras.

“¿Qué…? ¡Pero si es a mi abuela a la que tienen que atender!”

  • Pase a la sala de psiquiatría por favor.

Obedeció la orden sencilla, no sabe si porque la pilló de sorpresa o porque era más fácil que ponerse a discutir, y la verdad, se sentía cansada como para empezar una discusión. Sentada, escuchó a aquel psiquiatra, parecía mayor, era la primera vez que lo veía. No prestaba apenas atención a las preguntas que le hacía….

Y en esa ocasión, se fue a su casa.

*

Meses después, ella conducía por las calles de Lastres sin un destino establecido, al volante de su coche recién sacado del concesionario se sentía feliz y relajada. Todo iba bien hasta llegar a casa, aquella rampa se cruzó en su camino, dejando su coche atascado delante del cuartel de la guardia civil…No podía creer en su mala suerte…

Mientras, su familia, alertada por las noticias que les llegaban desde Asturias, habían decidido viajar desde Galicia para ver cómo se encontraba y si era necesario llevarla para casa.

  • ¿qué hacéis aquí? Dejadme en paz! No quiero saber nada de vosotros!!
  • Tienes que venir con nosotros a casa, no estás bien…..
  • Mamá, llamemos a la guardia civil, no tenemos manera de llevarla, está asustada y puede hacerse daño o sin querer hacérnoslo a nosotros…no entra en razón – decía su hermano.

Estaba muy enfadada e intentó escapar, pero no lo consiguió. La ambulancia llegó y la introdujeron entre los dos guardias civiles.

Rabia – impotencia- desconcierto- sentimientos se agolpaban en su pecho mientras un mutismo espontáneo la atrapó y le impidió preguntar a dónde la llevaban.

Al bajarla de la ambulancia reconoció el centro de salud, pero no a la doctora que se acercaba a ponerle una inyección…nadie le había preguntado ni informado nada. Y el sueño la atrapó.

Al despertar, una habitación blanca, su cuerpo inmóvil, notaba la presión de las correas en muñecas y tobillos. A su izquierda varias personas también inmovilizadas, a su derecha otras dos, en total habría unas cuatro o cinco. Todas dormidas…. Le invadió un sentimiento de impotencia y unas horribles ganas de ir al baño….

Entre tanta gente dormida por fin una figura móvil, un enfermero que contesta a su petición y por fin la lleva a un baño, liberándola de sus ataduras…Tendrían que pasar aún varias horas más para que le explicasen dónde estaba ….

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s